El viento de Jaén

22 agosto 2007

Saludos lectores.

De todos los jienenses es sabido que en la capital encontramos calles en las que sopla un viento endemoniado.

Cuando era pequeño, mis padres me decían que cuando tenían mi edad los días de invierno si que eran largos y mucho más crudos que los de ahora ¡y el viento! ¡Santo Dios! Era tan fuerte que desprendía las tejas de las viviendas, tiraba los cables del tendido eléctrico, rompía las ramas de los árboles (incluso hoy en día aún encontramos estos sucesos), los tapiales, las alambradas, los postes, e incluso derrumbaba casas. El 15 de diciembre de 1945, arrancó la cruz del castillo... El quiosco de música de la Plaza de Santa María, cayó contra los bancos. Era como si Eolo soltara a todas las brujas endemoniadas dando ayes, cabalgando y volando en la noche. Fijaos si soplaba con fuerza el famoso aire de Jaén, que ha servido para que la imaginación popular se finja leyendas de sucedidos y hechos de brujería, como el que mató en la calle Campanas a un sacerdote. El 12 de diciembre de 1957 derribó el muro de la pantalla del cine de verano Rosales, en la calle Martínez Molina, en donde ahora se encuentra la plaza de Alcalá Venceslada y que anteriormente fue Cárcel Vieja. Aquella madrugada murieron varias personas. La noche de San Andrés de 1959 abrió de par en par la Puerta del Perdón de la Catedral.

Eran tan lluviosos y ventiscos los días que había ocasiones en que mis abuelas no los dejaban ir al colegio (que pena para mis padres jeje) y se quedaban en casa haciendo los deberes. No podían ir ni tan siquiera a la tienda a comprar, ante el temor de sufrir cualquier tipo de accidente.

Queridos lectores, si sois de Jaén o tenéis familia o conocidos, preguntadles que saben o que recuerdan de estos hechos y que os lo cuenten. Si encontráis algo más relacionado con el viento de Jaén no dudéis en compartirlo.

Un saludo.

1 comentarios:

Juan José dijo...

Sin duda, Jaén es famosa por su viento. Yo vivo junto a la torre de Jaén y, cuando el viento sopla, aquí parece que van a volar las persianas. Por todo esto, mi blog se llama precisamente Vientos de Jaén: www.juanjolop.blogspot.com